Muebles de ratán, mimbre y otras fibras naturales: razones para decorar con ellos

05/08/2020

Los muebles de fibra natural son tendencia esta temporada. Mimbre, ratán, yute, esparto, sisal… tan agradables a la vista, muy en el línea de la necesidad de hacer la decoración más refrescante e informal para los meses más calurosos. Además, están muy en consonancia con otra tendencia deco de este 2020: el minimalismo cálido. Por todo ello, prepárate para hacerles hueco. Inspírate en estos ambientes donde las fibras naturales se cuelan de muchas maneras.

Frescura y calidez a partes iguales

Las fibras naturales tienen ese "no sé qué"  que te acaba conquistando. Puede que aún no hayas incorporado ninguna pieza a la decoración de tu casa, pero este año debes hacerlo para poner una nota de tendencia. Son aptas para cualquier estancia, en una pieza más grande y llamativa o en un detalle (ahora verás ideas). La interiorista de Slow & Chic, Nora Zubia, ha optado en este salón decorado en tonos neutros por un aparador con puertas en fibra natural. Esta idea es perfecta para convertirla en un do it yourself y actualizar un armario o alacena antiguo en una pieza de tendencia.

image

También en el dormitorio, un toque fresco

Cada vez están más presentes las fibras vegetales en las  casas. Han ganado terreno. Las hacen más frescas y acogedoras. Acostumbrados a verlas en tonos claros, muy naturales, algunas admiten bien los tintes, lo que permite jugar con las tonalidades para lograr efectos, como el de este dormitorio con un cabecero de fibra natural y rejilla,  muy estilo cannage, en un tono oscuro que aporta cierta elegancia.

image

Encajan en todos los estilos

Nórdico, industrial, rústico, minimalista… los muebles de fibra vegetal o natural encajan en todos los estilos decorativos. Puedes potenciar un efecto o contrarestar una tendencia marcada. Busca el equilibrio en una estética afín, por ejemplo, en una estancia de decoración rústica o pon calidez en ambientes más modernos o contemporáneos.

image

Perfectos en exteriores

Donde más se han visto siempre los muebles de fibras es en espacios exteriores, aunque la tendencia in & out de decorar  dentro de casa con alguna pieza exterior los empezó a "meter" en el salón. Debes saber que los muebles de fibra vegetal en exteriores es preferible que queden cubiertos para que no reciban directamente el sol ni el agua. Las fibras absorben la humedad y pueden llegar a pudrirse así que es fundamental que cuentes con ellos en terrazas o porches siempre techados. Eso sí, algunas son más resistentes, como el sisal, que aguanta en ambientes húmedos mejor que otras fibras.

image

En cualquier lugar de la casa

Otra razón para incorporar un mueble de fibra a la decoración es que encajan en cualquier rincón, lo que hace que sean muy polivalentes. Es una manera de renovar o actualizar el interiorismo con poco. Una butaca, un puf, una alfombra, cestas, un macetero… Siempre puedes empezar por detalles para animar la decoración y darle frescor de cara al verano.

image

El poder de los auxiliares

Basta un detalle para decorar la casa con muebles de fibra. Todas son parecidas: ratán, mimbre, cáñamo, bambú, esparto, yute… puede que te cueste diferenciarlas. Pero tienen matices y características que difieren ligeramente. Sea como sea, un mueble auxiliar en este acabado te ayudará allá donde lo pongas a refrescar la decoración (y a enamorarte poco a poco de las fibras). Opta por una cesta para organizar, una mesa auxiliar, la pantalla de una lámpara o un  puf.

image

Estilo de vida natural y 'slow'

Con calma. Decorar con muebles de fibras también está relacionado con un estilo de vida natural y slow, que cuida y respeta el medio ambiente. Las fibras vegetales con las que están fabricados los muebles crecen en abundancia y no necesitan demasiado agua para ello. Y siempre puedes recuperar un mueble antiguo y reciclarlo. Una mano de pintura (mejor ecológica) y ¡listo!

image

El valor de lo artesanal

Es otra de las razones por las que los muebles y complementos de fibra natural conquistan. Por lo general representan el valor de lo artesanal y es que gran parte de ellos está realizados a mano, entretejiendo o entrelazando las fibras. Las piezas parecen tener alma y responden a un trabajo cuidado, hecho con paciencia.

image

Perfectas las alfombras de fibra

Son uno de esos complementos imprescindibles en verano. Las alfombras de fibra vegetal son idóneas para sustituir las más abrigadas de lana en un cambio de look de la estancia para vestirla de temporada. En este salón, la interiorista Natalia Zubizarreta ha logrado un ambiente fresco y sosegado gracias al uso de tres conceptos: fibra -en alfombra, puf, muebles y otros complementos-; colores suaves; y plantas.

image

Juega con los objetos en fibra

Aprovecha que son tendencia y que los encontrarás en muchas tiendas para jugar con ellos a la hora de incorporarlos a la decoración. Aquí, varias bandejas de fibra vegetal decoran la pared del cabecero de este dormitorio, como si fueran cuadros. Una cesta puede ser perfecta como revistero o, si es rígida, como estante en la pared. ¡También como pantalla de una lámpara que hagas tú mismo! Farolillos que son jarrones y alfombras que son tapices. ¡Juega!

image

4199
346